"En un mundo desolado por el caos y la destrucción, por guerras inmensurables, con una sociedad decrépita y unos dirigentes corruptos, un solitario cazador es llamado a ser el adalid de una nueva era. Una aventura épica repleta de batallas y magia, en la que se confunden el bien y el mal y el orden impuesto se ve trastocado por la afilada hacha de Kerron, el Cazador, y la búsqueda de su propio destino"




lunes, 5 de junio de 2017

Avance "LA VERDAD INCÓMODA"- Capítulo II






DISPONIBLE EN:


CreateSpace (libro de papel) https://www.createspace.com/5836080

Amazon (libro de papel)http://www.amazon.es/Verdad-Incomoda-Carlos-Camelo-Costa/dp/1518867537

Amazon (Kindle/Ebook)http://www.amazon.es/La-Verdad-Inc%C3%B3moda-Carlos-Costa-ebook/dp/B017SYU8PC



Europa y la "des-política" comunitaria


Los fiscales "progres" de turno y el resto de esbirros de este sistema podrido y enfermo, se cuelgan galones a base de reprimir a la población autóctona. Pocos hombres y mujeres valientes quedan ya, dispuestos a revelarse contra la censura oficial, que nos tratan de imponer en toda la zona Euro. Las detenciones preventivas a nivel comunitario de los nacionalistas, sirven de aviso a posibles navegantes de que “Kalergi” está más vivo que nunca. La Libertad siempre ha sido enemiga de los dogmas del Gran Hermano, aquel que todo lo ve no consiente disensiones de su mensaje. Los métodos que utilizan los matones de Bruselas para acallar la voz del pueblo llano, son de lo más variopintos: sanciones económicas, amenazas políticas, cárcel,... Como Europa es un polvorín multirracial a punto de estallar, con revueltas callejeras llevadas a cabo por nuestros pacíficos invitados “de color”, la ocultación de la realidad es fundamental para terminar de engañar a los atontados occidentales. Sea París, Londres o Madrid, el panorama que se cierne sobre nuestras ciudades y aldeas, resulta cuanto menos dramático.

Los manipuladores medios de desinformación masiva justifican, ocultan y amparan las políticas migratorias y económicas que traen la desgracia para los blancos, aduciendo que la democracia y el sistema de libre circulación “bruselense”, así lo exigen. Por lo tanto, si queremos ser democráticos y modernos, no debemos ni podemos oponernos a ello. “La democracia” parece ser una justificación muy válida, para condenar a millones de individuos a la servidumbre o a la desaparición, en pro de los ideales globalizadores de los Amos del Pensamiento. Los dogmas establecidos por el “Soviet Supremo” del parlamento de la U.E, no pueden ser cuestionados, pese a los ríos de sangre inocente que empiezan a correr.



***

ATENCIÓN:
   

Antes de leer esta obra, le conviene saber que:


  •    El autor condena cualquier actuación negativa en la cual se utilice el nombre de esta obra.
  •  El autor condena cualquier tipo de agresión o discriminación hacia algún colectivo por cuestiones de: raza, sexo, ideología o credo.
  •      El autor afirma que defender a su raza, no significa odiar o discriminar a las de    El autor afirma no creer en la superioridad racial de manera colectiva. Cada pueblo tiene sus virtudes y sus defectos.
  •   El autor condena las persecuciones que se han sucedido en el pasado y que han sido motivadas por cuestiones: raciales, ideológicas o religiosas (Holocausto judío, Genocidio Armenio, Holomodor,...)
  • El autor defiende la libertad religiosa.
  •    El autor defiende que cada pueblo tiene derecho a decidir su futuro.
  •   El autor cree en un verdadero estado democrático, que de voz a las minorías políticas con una representación justa, basada en cada voto y no en cuotas.
  •   El autor defiende la libertad de expresión y de conciencia.
  •      El autor condena la represión civil, militar, judicial y social por cuestiones ideológicas, étnicas o religiosas.
  •     El autor se ampara en la Constitución española (art 16.1, 16.2 y 20.1.A) y en la Constitución Europea ( art. 2.71. TITULO 2) para ejercer su derecho a expresarse libremente.